Quedate en casa! Te envíamos tu compra para que no tengas que salir!

Aceite para masajes de Artemisa y amatista. Sólo para uso externo.

Nuestros caminos se abren hacia una profunda exploración en el sagrado reino de Las plantas.

Iniciamos nuestro estudio de las hierbas medicina con la sabia maestra, plateada como la luna: Artemisa.

Como una abuela amorosa y paciente que ha sido ignorada por mucho tiempo, ella te recibe con los brazos abiertos y perdonadores, ansiosa por destilar la sabiduría eterna de cualquiera que esté dispuesto a escuchar.

 

Los herboristas la llaman la bruja de las plantas, y suele ser una planta iniciática en el camino de la comunicación con los espíritus vegetales. Es que ella sabe guiarnos suavemente hacia otros reinos, más allá de nuestro propio subconsciente.  Nos da su mensaje rápido, como un espejo, pero sin juicios ni dureza.

Su medicina nos ayuda a ampliar nuestra capacidad de captar mensajes intuitivos, y no es casual que su nombre sea el nombre de la diosa griega de la luna y los bosques. 

 

La artemisa toma tu mano para caminar juntos el camino de la ensoñación. Ella comparte su don de inducir sueños más vívidos y ayudarnos a recordar mejor los mensajes que estos traen desde lo profundo. Ella limpia. Mueve cualquier energía atascada y la lleva a la superficie a través del sueño.

Si tendés a no recordar nada de tus sueños, la artemisa te va a ayudar a recolectar fragmentos y piezas y re construir un hilo narrativo más completo.

Pero es necesario que vos también pongas tu energía en este trabajo. La artemisa por sí sola no te va a convertir en un ensoñador de la noche a la mañana. Esta es una práctica y requiere una dedicación constante, incluidas las prácticas de gestión de la mentalidad y establecimiento de intenciones antes de acostarse. Además el potencial gana una poderosa expansión hacia las profundidades si llevás un diario de sueños .

La Artemisa también es de ayuda en casos de problemas con el descanso, especialmente para quienes despiertan en medio de la noche y tienen dificultades para volver a dormirse. Combinada con pasionaria mejora profundamente la calidad del descanso.

 

Artemisa es conocida como una hierba mágica que nos permite vivir en varios mundos a la vez, expandiendo y alimentando el hábito de dirigir nuestra mirada hacia lo que es visible y detrás de nosotros hacia lo que es invisible.  Su uso regular fortalece nuestra capacidad para absorber información intuitiva mientras preservamos un aspecto de nitidez en nuestra interacción con el complejo mundo superior

 

La Artemisa es una abuela curandera que saca a nuestros cuerpos y actitudes del estancamiento, y nos recuerda la alegría del espíritu.

 

Dentro de esta botella hay un potente aceite botánico infusionado con la magia de la diosa Artemisa.

Puede aplicarse antes de dormir con un masaje ceremonial en sienes, plantas de los pies y tercer ojo.  Usalo como la poción mágica que es,  para abrirte a la exploración y la cura.

 

También se puede utilizar como aceite de alivio para los cólicos menstruales cuando se aplica en el abdomen y para los dolores ciáticos.

Puede usarse para consagrar velas y objetos ceremoniales

Es sólo para uso externo y no debe ingerirse.

No usar durante el embarazo o si tu piel reacciona ante este preparado.

Ingredientes : Amatista , aceite de girasol orgánico, artemisa silvertre, aceite esencial de lavanda, vitamina e

medida 30 ml

Aceite para soñar de artemisa y amatista

$1.900

¡Llevá 3 y pagá 2!

Válido para este producto y todos los de la categoría: 3x2.
Podés combinar esta promoción con otros productos de la misma categoría.

Aceite para soñar de artemisa y amatista $1.900
Entregas para el CP:

Medios de envío

Aceite para masajes de Artemisa y amatista. Sólo para uso externo.

Nuestros caminos se abren hacia una profunda exploración en el sagrado reino de Las plantas.

Iniciamos nuestro estudio de las hierbas medicina con la sabia maestra, plateada como la luna: Artemisa.

Como una abuela amorosa y paciente que ha sido ignorada por mucho tiempo, ella te recibe con los brazos abiertos y perdonadores, ansiosa por destilar la sabiduría eterna de cualquiera que esté dispuesto a escuchar.

 

Los herboristas la llaman la bruja de las plantas, y suele ser una planta iniciática en el camino de la comunicación con los espíritus vegetales. Es que ella sabe guiarnos suavemente hacia otros reinos, más allá de nuestro propio subconsciente.  Nos da su mensaje rápido, como un espejo, pero sin juicios ni dureza.

Su medicina nos ayuda a ampliar nuestra capacidad de captar mensajes intuitivos, y no es casual que su nombre sea el nombre de la diosa griega de la luna y los bosques. 

 

La artemisa toma tu mano para caminar juntos el camino de la ensoñación. Ella comparte su don de inducir sueños más vívidos y ayudarnos a recordar mejor los mensajes que estos traen desde lo profundo. Ella limpia. Mueve cualquier energía atascada y la lleva a la superficie a través del sueño.

Si tendés a no recordar nada de tus sueños, la artemisa te va a ayudar a recolectar fragmentos y piezas y re construir un hilo narrativo más completo.

Pero es necesario que vos también pongas tu energía en este trabajo. La artemisa por sí sola no te va a convertir en un ensoñador de la noche a la mañana. Esta es una práctica y requiere una dedicación constante, incluidas las prácticas de gestión de la mentalidad y establecimiento de intenciones antes de acostarse. Además el potencial gana una poderosa expansión hacia las profundidades si llevás un diario de sueños .

La Artemisa también es de ayuda en casos de problemas con el descanso, especialmente para quienes despiertan en medio de la noche y tienen dificultades para volver a dormirse. Combinada con pasionaria mejora profundamente la calidad del descanso.

 

Artemisa es conocida como una hierba mágica que nos permite vivir en varios mundos a la vez, expandiendo y alimentando el hábito de dirigir nuestra mirada hacia lo que es visible y detrás de nosotros hacia lo que es invisible.  Su uso regular fortalece nuestra capacidad para absorber información intuitiva mientras preservamos un aspecto de nitidez en nuestra interacción con el complejo mundo superior

 

La Artemisa es una abuela curandera que saca a nuestros cuerpos y actitudes del estancamiento, y nos recuerda la alegría del espíritu.

 

Dentro de esta botella hay un potente aceite botánico infusionado con la magia de la diosa Artemisa.

Puede aplicarse antes de dormir con un masaje ceremonial en sienes, plantas de los pies y tercer ojo.  Usalo como la poción mágica que es,  para abrirte a la exploración y la cura.

 

También se puede utilizar como aceite de alivio para los cólicos menstruales cuando se aplica en el abdomen y para los dolores ciáticos.

Puede usarse para consagrar velas y objetos ceremoniales

Es sólo para uso externo y no debe ingerirse.

No usar durante el embarazo o si tu piel reacciona ante este preparado.

Ingredientes : Amatista , aceite de girasol orgánico, artemisa silvertre, aceite esencial de lavanda, vitamina e

medida 30 ml