Quedate en casa! Te envíamos tu compra para que no tengas que salir!

Dije de Piedra de la Luna engarzado y cincelado a mano en alpaca

Incluye cadena de acero quirúrgico de 40 cm (en caso de preferir cordón de cuero podés indicarlo en el check out de la compra)

Medidas del dije: 5 cm x 3,1 cm

Medidas de la piedra : 1 cm x 0,7 cm

IEDRA DE LA LUNA

Intuición - Ciclicidad - Receptividad

Como su nombre sugiere, está fuertemente conectada a la Luna y con la intuición.

Es una piedra reflexiva y nos recuerda que, como la Luna crece y mengua, todo forma parte de un ciclo de cambios. Su efecto más poderoso es el de calmar las emociones.

Esta piedra ha sido usada tradicionalmente para potenciar las capacidades psíquicas y desarrollar la clarividencia. Puede ser llevada en pendientes para fomentar la aceptación de tus dotes psíquicos.

Psicológicamente, la piedra de luna calma las reacciones excesivas ante situaciones y los detonadores emocionales.
Está llena de energía receptiva pasiva y femenina. Equilibra las energías masculinas, femeninas y ayuda a los hombres que quieren ponerse en contacto con su lado femenino.

Emocionalmente, la piedra de luna alivia la inestabilidad emocional y el estrés, y estabiliza la emociones. Mejora la inteligencia emocional.

Puesta sobre el plexo solar, expulsa los viejos patrones emocionales para que puedan ser comprendidos y disueltos.


Físicamente, la piedra de luna afecta poderosamente al ciclo reproductor femenino y alivia las dolencias relacionadas con la menstruación.

Está vinculada  con la glándula pineal y equilibra el sistema hormonal, estabiliza los desequilibrios de fluidos y sintoniza con el reloj biorritmo.

Es de ayuda en casos de conmoción y puede usarse para tranquilizar a los niños hiperactivos.

Es excelente para el síndrome premenstrual, la concepción, el embarazo, el parto y la lactancia.


Es posible que las mujeres necesiten quitarse la piedra de luna durante la fase de luna llena.

 

 

Dije vikingo con Piedra de la Luna

$4.100 $3.800
Dije vikingo con Piedra de la Luna $3.800
Entregas para el CP:

Medios de envío

Dije de Piedra de la Luna engarzado y cincelado a mano en alpaca

Incluye cadena de acero quirúrgico de 40 cm (en caso de preferir cordón de cuero podés indicarlo en el check out de la compra)

Medidas del dije: 5 cm x 3,1 cm

Medidas de la piedra : 1 cm x 0,7 cm

IEDRA DE LA LUNA

Intuición - Ciclicidad - Receptividad

Como su nombre sugiere, está fuertemente conectada a la Luna y con la intuición.

Es una piedra reflexiva y nos recuerda que, como la Luna crece y mengua, todo forma parte de un ciclo de cambios. Su efecto más poderoso es el de calmar las emociones.

Esta piedra ha sido usada tradicionalmente para potenciar las capacidades psíquicas y desarrollar la clarividencia. Puede ser llevada en pendientes para fomentar la aceptación de tus dotes psíquicos.

Psicológicamente, la piedra de luna calma las reacciones excesivas ante situaciones y los detonadores emocionales.
Está llena de energía receptiva pasiva y femenina. Equilibra las energías masculinas, femeninas y ayuda a los hombres que quieren ponerse en contacto con su lado femenino.

Emocionalmente, la piedra de luna alivia la inestabilidad emocional y el estrés, y estabiliza la emociones. Mejora la inteligencia emocional.

Puesta sobre el plexo solar, expulsa los viejos patrones emocionales para que puedan ser comprendidos y disueltos.


Físicamente, la piedra de luna afecta poderosamente al ciclo reproductor femenino y alivia las dolencias relacionadas con la menstruación.

Está vinculada  con la glándula pineal y equilibra el sistema hormonal, estabiliza los desequilibrios de fluidos y sintoniza con el reloj biorritmo.

Es de ayuda en casos de conmoción y puede usarse para tranquilizar a los niños hiperactivos.

Es excelente para el síndrome premenstrual, la concepción, el embarazo, el parto y la lactancia.


Es posible que las mujeres necesiten quitarse la piedra de luna durante la fase de luna llena.