TODAS LAS SEMANAS SUBIMOS NUEVOS CRISTALES A LA TIENDA

El cuarzo mandarina es una hermosa formación de cuarzo donde la humedad y la hematita circundante, que es un óxido de hierro, crean una capa oxidada de color mandarina que se incrusta en la superficie del cuarzo. Asociado con el segundo chakra, el cuarzo mandarina es un cristal de creatividad, alegría y sexualidad. Además de las propiedades amplificadoras asociadas con el cuarzo transparente, el cuarzo mandarina es excelente para ayudarnos a experimentar alegría y una sensación de ligereza en nuestras vidas. El cuarzo mandarina alimenta nuestro fuego creativo y nos ayuda a crear desde la nueva perspectiva de nuestro niño interior. Es un gran cristal con el que trabajar para encender nuestro deseo y pasión sexual. También se dice que el cuarzo mandarina ayuda en cuestiones de fertilidad. Coloque un trozo de cuarzo mandarina justo debajo de su ombligo mientras medita. Mientras inhala, puede imaginarse una luz de color mandarina entrando y abriendo su segundo chakra. Coloque un poco de cuarzo mandarina en el dormitorio cuando sea el momento adecuado para expresar su energía sexual. Lleve consigo un trozo de cuarzo mandarina cuando trabaje en actividades que impliquen ser creativo. El cuarzo mandarina puede ayudar con la curación de vidas pasadas, especialmente "cuando el alma siente que ha cometido un error por el cual debe pagar". Ayuda a las personas a experimentarse a sí mismas como parte de la fuerza creativa del universo y reaviva en ellas un sentido de alegría y esperanza.

Cuarzo Mandarina

$750
Sin stock
Cuarzo Mandarina $750

El cuarzo mandarina es una hermosa formación de cuarzo donde la humedad y la hematita circundante, que es un óxido de hierro, crean una capa oxidada de color mandarina que se incrusta en la superficie del cuarzo. Asociado con el segundo chakra, el cuarzo mandarina es un cristal de creatividad, alegría y sexualidad. Además de las propiedades amplificadoras asociadas con el cuarzo transparente, el cuarzo mandarina es excelente para ayudarnos a experimentar alegría y una sensación de ligereza en nuestras vidas. El cuarzo mandarina alimenta nuestro fuego creativo y nos ayuda a crear desde la nueva perspectiva de nuestro niño interior. Es un gran cristal con el que trabajar para encender nuestro deseo y pasión sexual. También se dice que el cuarzo mandarina ayuda en cuestiones de fertilidad. Coloque un trozo de cuarzo mandarina justo debajo de su ombligo mientras medita. Mientras inhala, puede imaginarse una luz de color mandarina entrando y abriendo su segundo chakra. Coloque un poco de cuarzo mandarina en el dormitorio cuando sea el momento adecuado para expresar su energía sexual. Lleve consigo un trozo de cuarzo mandarina cuando trabaje en actividades que impliquen ser creativo. El cuarzo mandarina puede ayudar con la curación de vidas pasadas, especialmente "cuando el alma siente que ha cometido un error por el cual debe pagar". Ayuda a las personas a experimentarse a sí mismas como parte de la fuerza creativa del universo y reaviva en ellas un sentido de alegría y esperanza.